No habrá mañana

Cada día, nada más levantarme, me preparo para correr durante una hora y media. Salgo de casa, atravieso varias calles y entro en el parque. Comienzo mi carrera, después de poner el cronómetro a cero y ajustar la pulsera de actividad inteligente.

El suelo del parque es de tierra, y no deja que mis articulaciones sufran más de lo debido. No suelo encontrar a nadie, lo recorro circularmente, paso cerca de la rosaleda, de la calzada para el acceso a coches y camiones de reparto a los kioscos, y llego hasta la misma puerta por la que entré. Es en ese momento cuando descanso unos minutos, compruebo datos y me relajo antes de regresar a casa.

Desde el martes observo que en un banco cercano encuentro a un hombre sentado que se entretiene en echar migas de pan a un grupo de palomas al acercarse revoloteando. Me extrañó, no son horas, apenas son las ocho y media de la mañana. No suele haber gente como yo corriendo o caminando, el parque suele animarse a partir de las nueve y media. Tras el descanso inicio una carrera suave, paso por delante del anciano, de pelo canoso, rostro arrugado, y de piel castigada por el sol. Le saludo, levanta la cabeza, me mira, y apenas murmura una frase, supongo que como respuesta a la mía.

Durante quince días no ha dejado de echar migas a las palomas, ni de responder a mi saludo. Hoy me atreví a cruzar otras frases. Me senté a su lado para presentarme y preguntar. Le escucho decir que está solo, sin familia, no suele dormir mas de dos horas y se siente aburrido. Me escucha decir soy Andrés Güida, dirijo una empresa de importación de café de países suramericanos. Me ha respondido, lo sé señor Güida. Me ha extrañado mucho. Vuelvo a saludarle con un ¡hasta mañana!, escucho, de su ronca voz: no habrá mañana.

Nota de prensa: La policía ha encontrado esta mañana, tras recibir una llamada anónima, el cadáver del director de una empresa importadora, a quien la brigada de estupefacientes investigaba desde hace seis meses. Sospechan ha sido asesinado por un ajuste de cuentas.

© Anxo do Rego. 2020. Todos los derechos reservados.

Safe Creative #2006304615481

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *