Posted on: 12 julio, 2020 Posted by: Anxo Do Rego Comments: 0

Mi primer amor

Mari Carmen y Luis vivían en la misma zona, aunque cada uno en un barrio distinto, los separaba la carretera de la playa. Ambos contaban con doce años. Iban al mismo colegio. Luis practicaba deportes. Lo de siempre, fútbol en un equipo formado por amigos, sin equipación alguna y siguiendo las normas que escuchaban por la radio al salir de clase. Alguna tabla de gimnasia tres días por semana como…

Posted on: 10 julio, 2020 Posted by: Anxo Do Rego Comments: 0

El sobre

Como han cambiado los hábitos para informarse. Tan solo hace unos años estábamos obligados a comprar la prensa diaria, para leer o ver los reportajes gráficos de cuanto sucedía en el mundo, y más detalladamente de la ciudad donde se reside. Personalmente muy de cuando en cuando, recorría de manera ligera, una de las secciones más negras, el obituario. Lo hacía por un extraño interés, que no voy a desvelar…

Posted on: 8 julio, 2020 Posted by: Anxo Do Rego Comments: 0

Cuando pase la guerra

En memoria de mis Madre y Abuela. La familia Rodríguez Pozuelo compuesta por Damiana, Baltasar y sus once hijos, entre los que se encontraban mi Madre y mi madrina, fueron evacuados de su pueblo por temor a ser muertos, como tantos otros ciudadanos, cuando las tropas golpistas avanzaron sobre el Madrid republicano. Sus vidas agrícolas hasta entonces habían sido tranquilas, aunque les faltaran muchas cosas. No eran conscientes de sus…

Posted on: 5 julio, 2020 Posted by: Anxo Do Rego Comments: 0

Opinar es gratis

OPINAR ES GRATIS. Hace unos días comentaba, todos tenemos derecho a opinar; faltaría más. Añadía, sin embargo, no es de recibo aprovechar la fama de un medio de comunicación para ofrecer opiniones, que no información contrastada. Hoy, al leer los titulares de la prensa deportiva (últimamente pongo en duda la calificación), sostengo mi teoría; como no podía ser de otra forma. Opinar está bien, contrastar las informaciones, mejor, bastante mejor.…

Posted on: 1 julio, 2020 Posted by: Anxo Do Rego Comments: 0

No habrá mañana

Cada día, nada más levantarme, me preparo para correr durante una hora y media. Salgo de casa, atravieso varias calles y entro en el parque. Comienzo mi carrera, después de poner el cronómetro a cero y ajustar la pulsera de actividad inteligente. El suelo del parque es de tierra, y no deja que mis articulaciones sufran más de lo debido. No suelo encontrar a nadie, lo recorro circularmente, paso cerca…