Estoy harto de irresponsables

Como vengo reflejando desde hace tiempo, el cansancio que me producen los políticos aumenta exponencialmente. Es tal el desasosiego provocado, que tengo unos enormes deseos de gritar. Si con ello pudiera insuflarles raciocinio, además de otras virtudes de las que carecen.

Al ejercer nuestro derecho al voto y elegir a nuestros representantes, los ciudadanos firmamos un contrato no escrito con los políticos por el que cedemos temporalmente algunos de nuestros derechos, y ellos asumen la obligación de administrarlos «como un buen padre de familia» Entre ellos vigilar y facilitarnos una vida mejor mediante normas reguladoras de toda índole. A la vista de su supuesta capacidad, administrar el conjunto de actividades soportadas con el peculio individual y colectivo nacido entre otros aspectos, de los impuestos regulados. A tener en cuenta: (Art. 1094 del Código Civil: el obligado a dar alguna cosa lo está también a conservarla con la diligencia propia de un buen padre de familia”) (Art. 1104 del Código Civil: …cuando la obligación no exprese la diligencia que ha de prestarse en su cumplimiento, se exigirá la que corresponda a un buen padre de familia”) (Art. 1903 del Código Civil. El fundamento de la responsabilidad declarada es principalmente  “in custodiando, in eligendo o in vigilando”. Si las personas implicadas demuestran “haber empleado toda la diligencia de un buen padre de familiar para prevenir el daño”, la prueba de las precauciones adecuadas para invertir el daños exigen una demostración rigurosa de la diligencia empleada). 

Hoy en día estos inconmovibles políticos incumplen groseramente el mandato para el que fueron elegidos. Su dedicación se ha convertido en desidia (Negligencia, falta de cuidado) Son pues por definición:

INCAPACES (1. adj. Que no tiene capacidad o aptitud para algo.2. adj. Falto de talento.3. adj. Que no es capaz, por su naturaleza o por decisión de su voluntad. 4. adj. Der. Que no tiene cumplida personalidad para actos civiles, o que carece de aptitud legal para algo determinado)

Anteponen su propio interés y del partido en el que militan al de la sociedad en su conjunto. Son incapaces de conciliar con el resto de los representantes.

INSIDIOSOS (1. adj. Que arma asechanzas. U. t. c. s. 2. adj. Que se hace con asechanzas. 3. adj. Malicioso o dañino con apariencias inofensivas.4. adj. Med. Dicho de un padecimiento o de una enfermedad: Que, bajo una apariencia benigna, oculta gravedad suma)

Dañan maliciosamente (malicia: Que por malicia atribuye mala intención a los hechos y palabras ajenos) el futuro de los conciudadanos representados.

IRRESPONSABLES. (1. adj. Dicho de una persona: A quien no se puede exigir responsabilidad. U. t. c. s. 2. adj. Dicho de una persona: Que adopta decisiones importantes sin la debida meditación. U. t. c. s. 3. adj. Dicho de un acto: Resultante de una falta de previsión o meditación).

Su incapacidad no les permite aceptar sus limitaciones perjudicando en exceso al resto de los ciudadanos.

Su comportamiento es INCALIFICABLE (1. adj. Que no se puede calificar.2. adj. Muy vituperable).

En ocasiones me pregunto hasta que punto un mandatario sea o no político, debe o no aceptar la responsabilidad de sus actos, si con ellos pervierte situaciones posteriores, sea económicas o de otra índole causando daños al ciudadano. Personalmente creo firmemente que deberían firmar, al tomar posesión del cargo, un compromiso responsabilizándose de sus decisiones en nombre del pueblo al que representan dentro de los poderes del Estado Español, ya sea legislativo, ejecutivo o judicial.

Conviene recordar que su estatus como representantes es temporal y sujeto a la soberanía del pueblo español del que emanan los citados poderes.

© Anxo do Rego. 2020. Todos los derechos reservados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *