Donde fuimos invencibles, de María Oruña

DONDE FUIMOS INVENCIBLES, por MARIA ORUÑA


Debido a mis ocupaciones; demasiadas decían mis amigos, al final me convencieron y comencé a soltar lastre; no tuve el tiempo necesario para leer cuantos títulos caían en mis manos. Por ello dispuse una pequeña estantería con tres baldas sobre las que amontoné ejemplares sin leer. Desde primeros de octubre y el corriente mes de noviembre, me propuse leerlos todos, intentar superar el récord que logré durante mi estancia en la ciudad de Toledo. Hoy puedo señalar, que he conseguido aumentar mi velocidad de crucero, estoy a punto de sobrepasar las 85 páginas por hora.

Algunos títulos, como el que ahora me ocupa son ediciones anteriores a este año. No me importa, y espero que a los autores tampoco. La literatura no envejece pese a sus historias. Quizás sea mejor así, retrotraen al tiempo en que el autor sitúa la narración. Tal es el caso de este título.

Vaya como preámbulo mi agradecimiento a MARIA ORUÑA por esta maravillosa novela. Gratamente sorprendido por la estructura, los personajes, las numerosas historias de cada uno de ellos. Estupenda documentación y buena descriptiva. Con su lectura he vuelto a vivir, como Carlos Green, la costa de Cantabria, donde viví varios años.

Con esta novela he vuelto a sentir temor de acabar la historia. A medida que el libro se acercaba a sus últimas páginas, un enorme vacío se hacía presente. No me hubiera importado disponer de otras cuatrocientas páginas.

Los personajes atraen, son afectivos. Singulares, sin pretensiones. Se mecen en una realidad que sin duda alguna existe. Valentina es uno más, pese a llevar la investigación por la muerte de un hombre. Su labor es exquisita, razonable, sin destacar. No es una heroína. Sus análisis y reflexiones son tan reales como la vida que lleva, como lo haría cualquier persona.

Las diferentes historias se mueven con criterio para situar al lector en una línea de continuidad, sin rupturas ni juegos extraños. El caserón donde se suceden capítulos es, bajo mi personal punto de vista, el principal protagonista de la novela.

Algo muy especial, el duelo entre la creencia y la ciencia se incorpora suave a la investigación, para dejar huella.

Concluyo. Es mi criterio y mi opinión. Buena narrativa. Trabajo con un estilo propio. Autora para seguir. Sutileza en la intriga, aunque no esencial. Destacan sus estructuras impecables. Personalmente buscaré sus dos primeros títulos Puerto escondido y Un lugar a donde ir.

Graciñas, Maria.

Más información de la Autora en:   > MARIA ORUÑA

©  Anxo do Rego. 2020. Todos los derechos reservados.

Un comentario en «Donde fuimos invencibles, de María Oruña»

  1. Como siempre, te admiro por tus conocimientos por tu forma de expresarte. Y todo lo que recomiendas los haces tan bonito que dan ganas de leerlo todo. Perdona yo no tengo tantos conocimientos como tú ni me sé expresar como tú pero sí sé cuándo algo te toca el corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *