Y de repente septiembre

con No hay comentarios

Se acaba agosto y en un par de días me adentraré, como la mayoría, en la vorágine olvidada; esa situación rodeada de inquietud, esfuerzo y dedicación para afrontar el último cuatrimestre de 2021.

Los primeros pasos del próximo mes me llevan a iniciar un año más de mi vida, cumplo años el día 6 de septiembre. Tan lejos de la infancia y juventud. De la familia y los amigos, de los juegos, de los recuerdos amargos, los menos; de las grandes alegrías, manifestaciones y amoríos de juventud. Las obligaciones, el trabajo, la responsabilidad. Hoy en plena etapa senex, acercándome a la Aetate provectus, tal y como los romanos marcaban las siete etapas vitales del hombre. En una palabra, aproximándome a la senescencia, aunque mi cerebro se ejercite cada día.

Hoy la añoranza se funde con la satisfacción de cada una de mis acciones, actividades y decisiones. Algunas sin duda reprochables, indebidas y quizás equivocadas. Desde la posición actual rechazo algunas, pocas sin duda alguna, sin embargo, haciendo un análisis perfeccionista, retrocedería en el tiempo convencido de que no las hubiese hecho. Mi vida seguramente habría cambiado. Otros caminos ofertantes hubieran sido hollados. No obstante, y pese al futuro, acepto; como no puede ser de otra forma, todos estos años vividos con lo bueno y lo malo de mis actos.

Lamento eso sí, que mis actitudes y vivencias hayan dañado, molestado y tal vez perjudicado, a ciertas personas con quienes me crucé. En mi descargo y sin ánimo de justificación, debo añadir que en parte fueron como repercusión a las de ellos y ellas. Hoy están todos disculpados, no espero su respuesta a contrario sensu.

Este año, tal y como acostumbraba en anteriores aniversarios, no realizaré viaje alguno para celebrar este de 2021. Lo siento, me conformaré con alzar una copa de Albariño y brindar por todos a quienes amo y me aman. Por tantos amigos y conocidos que me insuflan cariño y amistad diariamente, que me permiten seguir soñando y viviendo felizmente otro año más. Gracias por tenerme en un rinconcito de vuestro corazón.

Esa semana estaré cámara en ristre asistiendo a un evento cultural, asesorando a una persona a quien profeso un especial cariño. A mi vuelta prometo escanciar un dulce chupito de Pedro Ximenez en vuestro honor.

Feliz regreso de vuestras vacaciones a todos, sin excepción. Pasaré lista y espero que os sigáis cuidando.

Abrazos para las féminas y besos para los varones. ¿O es al contrario?

 

© Anxo do Rego. Agosto 2021. Todos los derechos reservados.

Impactos: 41

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.