Supongo que con esta novela; última de la serie que inicié con «Doce Casos en Madrid» base y fuente de lo que posteriormente seguirían catorce más; se acaba la vida literaria del protagonista de mi serie, el atípico policía Roberto Herán Carrillo, conocido como Roberto HC.

Tardé en decidir si solicitar a mi editor la publicación de esta novela, para evitar seguir el orden cronológico en que escribí las quince precedentes, pues temía hiciera como el anterior y me convenciera de publicar la serie completa desde la primera ordinal y mencionada génesis. Aunque siempre se tiene un especial recuerdo, respeto y cariño por el primer amor, en este caso la primera novela, «CLAVE SANGRIENTA» me atrevo a señalarla como una de mis mejores novelas policíacas que he llegado a escribir.

Emulando al protagonista, ¡no lo intentes, hazlo!, decidí a saltar sobre las novelas aún no publicadas. Con esta frase escueta, Roberto HC pide en numerosas ocasiones a sus ayudantes, superar situaciones dubitativas intentando favorecer un posible temor en momentos de esfuerzo. Tal vez cuando algunos de mis lectores y seguidores lean esta última narración, sientan la necesidad de solicitar las anteriores. Entonces y no antes, será el momento de pedir su publicación, dado que cada una de ellas solo desarrollan las investigaciones, si bien materializan y despliegan elementos y conexiones en la vida personal de Roberto HC.

Como ya he mencionado, considero a Clave Sangrienta como una de mis mejores narraciones. Con matices corales dada las situaciones que aborda, no ocultan la trama principal. Mantiene intacta la intriga y necesidad de beber la historia completa hasta llegar al último párrafo, que desde luego no voy a descubir aquí.

Así pues espero y deseo que el mes de agosto, libre de situaciones embarazosas a nivel nacional, os permita tener en vuestras manos un ejemplar para poder disfrutar de la última aventura policial de Roberto HC.